Torre-Bicentenario-Titulo

Se celebra mediante un monumento el hecho más notable de nuestra historia, la Independencia, que significó pasar de un estado colonial, dependiente, oprimido, sometido, a un estado republicano, libre, autónomo. En analogía sale el monumento de una oquedad subterránea (oprimida, contenida), equivalente al período preindependencista, para desarrollarse libre, en vertical hacia arriba. Nuestra Independencia, la hemos construido y proseguimos construyendo mediante logros sucesivos hasta el día de hoy, un proyecto no concluido.

La elección del terreno no pudo ser más apropiada, tanto por la carga histórica como la perspectiva urbana. Emplazado en Av. Independencia (independencia), contiguo al Parque de los Reyes (colonia) y al Parque Forestal con los edificios emblemáticos del primer centenario (Estación Mapocho, Palacio de Bellas Artes), constituye además un término del eje norte de la Caja Cívica. Consideramos que el enclave es una tremenda oportunidad para consolidar el encuentro de dos ejes significativos (eje independencia y eje centenario) dando pie a un tercero en vertical, que denominamos “eje bicentenario”.

Dos láminas volumétricas conforman el gesto arquitectónico festejando el Bicentenario, definiendo un espacio vertical entre ellos. Este espacio representativo alude a la unión y la proyección de una nación progresista.

Proyecto destacado

Año: 2002
Asociados: Jorge Pavic, Raimundo Jara, Tomás Villalón, Patricio Correa
Convocado por: Ilustre Municipalidad de Santiago
Patrocinado por: Colegio de Arquitectos
Localización: Al costado del Centro Cultural Estación Mapocho, Santiago Centro